El Celta B asalta el sardinero

Celta

El racing cayó derrotado en su primer partido en casa en el año 2017. El filial del conjunto vigués venció en Santander con un solitario gol del pichichi de Borja Iglesias. Las sensaciones del conjunto cántabro volvieron a dejar dudas ya que los celtiñas dominaron la contienda de principio a fin ante un Racing que se vió superado en todo momento.

En la primera parte hubo ocasiones para ambos bandos. Los visitantes estrellaron un balón en la madera ante una defensa que volvió a dudar. El caudal ofensivo del Racing fue casi inexistente. Solo creó peligro en una jugada de estrategia en la que Samuel Llorca remató en fuera de juego y unn testarazo de Caye Quintana en el tiempo adicional que se fue lamiendo el palo cuando el estadio cantaba el gol.

En la segunda parte Viadero introdujo cambios. Sergio Ruiz, quien había sido de lo mejor del equipo en la primera parte dejó su sitio a Javi Cobo, pero el cambio no se notó en el terreno de juego. Además en esos primeros munutos Borja Iglesias batió con mucha calidad la meta racinguista.  Lo mismo ocurrió en el segundo cambio. Caye, que escuchó música de viento por parte del sardinero,  por Coulibaly, que tampoco estuvo nada afortunado en los minutos que tuvo. El partido termino dominado por los gallegos, que impusieron su ritmo y su estilo de juego  en uno de los peores partidos del año para el conjunto de Ángel Viadero.

El empate de la Cultural Leonesa ante la Ponferradina hace que los líderes no se escapen y sigan a tres puntos, pero el Celta B se acerca a un punto de los cántabros. Próxima parada, Pasarón.